Las primeras noticias sobre Clunia y los clunienses se conocen por su relación con Roma y solo a través de los ojos de Roma, es decir, según los autores romanos. A partir de ahí la arqueología ha podido ir ampliando y precisando el conocimiento histórico de Clunia y de su territorio.

En época celtibérica los habitantes de esta zona formaban parte de las tribus arévacas y se albergaban en pequeños núcleos de población situados en lugares altos y de fácil defensa como lo atestiguan, entre otros, los restos que se encuentran en el Alto del Cuerno, frente a la meseta que actualmente ocupa la ciudad de Clunia y en otros altos próximos. Los indígenas llamaban a este territorio Clounioq, que posteriormente derivará en Clunia. No se conoce el emplazamiento de la ciudad arévaca, hasta la fecha en el Alto de Castro solo se ha localizado restos romanos y siempre de cronologías a partir del cambio de era.

____________________________________________________________________________________________________________________

PROARPA ha sido la empresa encargada de realizar el PROYECTO DE SEGURIDAD en zona de no guerra
____________________________________________________________________________________________________________________


El Centro de Recepción de Visitantes del yacimiento arqueológico de Clunia, en Peñalba de Castro, podría comenzar sus obras antes de que finalice este año, una vez que la Diputación Provincial cuenta ya con el proyecto de ejecución. El proyecto planteó como principal reto integrar el edificio en el entorno sin comprometer el delicado equilibrio paisajístico en que se encuentra. Pretende también garantizar la calidad de la visita y dotar de los servicios necesarios a un espacio que quiere destacar como vanguardia patrimonial. El edificio contará con 1.557,16 metros cuadrados construidos, en una única planta. Contendrá salón de actos, sala de exposiciones, sala de interpretación de la Cueva Román, dos aulas, tienda, cafetería, aseos y dependencias de servicio. En la zona exterior, además de los porches de acceso, el camino al yacimiento y un aula exterior, el espacio contará con aparcamientos que se han proyectado con el objetivo de minimizar su impacto en el yacimiento. Su diseño se ha fraccionado para adaptarse a la demanda de los usuarios según las épocas del año.