LAS OTRAS VÍCTIMAS DE LOS INCENDIOS FORESTALES

domingo, octubre 22, 2017


►A través de distintos grupos de Facebook, la ciudadanía busca rescatar a los animales, domesticados y salvajes, de morir calcinados por las llamas que han consumido incontables hectáreas de Galicia.
Publicado por: PROARPA  |  La gente que se encuentra en posibilidad de ayudar sí entiende que algunas mascotas no podrían salir vivas sin su ayuda.


Cientos de animales han fallecido por la oleada de incendios que comenzó el pasado fin de semana en Galicia, Asturias y Castilla y León, y ha puesto en riesgo hábitats de especies amenazadas como el urogallo cantábrico o el oso pardo, justo cuando este animal hace acopio de reservas para su hibernación.
Decenas de caballos, jabalíes, zorros, erizos están siendo rescatados estos días por los voluntarios, por veterinarios y por asociaciones ecologistas. Es la principal batalla que se libra estos días en la comunidad gallega.

Las miles de hectáreas que se han quemado desde el domingo en Galicia dejan tras de sí un panorama desolador de viviendas arrasadas, el suelo calcinado, tiznado de negro e irrecuperable (por ahora). Pero eso no es lo más grave de todo. La fauna de los montes de Vigo, Baiona, Nigrán, Vincios, Gondomar, Chandebrito, Valladares…
Distintos grupos ecologistas consultados aseguran que están en peligro decenas de especies… Desde el domingo, cuando todo empezó a arder, no han dejado de aparecer ejemplares de diversos animales entre los árboles quemados. Las protectoras y las asociaciones están ahora mismo desbordadas. Es, sin duda, la principal batalla que se está librando en Galicia en estos momentos. La que más voluntarios requiere. Una vez los incendios se van apaciguando, y las llamas están cada vez más controladas y alejadas de las casas, surge el siguiente problema capital. Salvar a los animales.

El oso pardo, también afectado por los incendios

Tal y como denuncia la Fundación del Oso Pardo, los incendios extendidos por Asturias han afectado zonas muy importantes para esta especie. "En el Alto Sil leonés la pérdida ecológica es también elevadísima en los municipios de Villablino, Palacios del Sil y Páramo del Sil, cuyos montes albergan asimismo un importante núcleo reproductor de oso pardo. Uno de los incendios más graves ha arrasado los montes en donde mas de una veintena de osos se habían concentrado para alimentarse de bellotas, entre ellos cuatro osas con sus crías."


Los primeros caballos vivos están siendo rescatados de los montes quemados. 

Los síntomas comunes en todos ellos: problemas respiratorios, oculares y cutáneos. En cuanto al rescate de caballos, la situación está completamente controlada. A lo largo de la semana se han recibido un aluvión productos: antibióticos, suero, colirios, analgésicos, corticoides, pomadas, antisépticos... Llegan desde muchísimos lugares de toda España. Sobraban manos para cuidar a los animales.

En la provincia de Pontevedra está requiriéndose ayuda estos días para buscar, rescatar y tratar a tres grupos distintos de especies. Todos ellos importantes, cuyo papel en el ecosistema galllego resulta clave. Por un lado están los animales salvajes. En ese grupo podríamos incluir: caballos salvajes, jabalíes, ciervos, zorros, lobos, aves, reptiles... No son pocas las especies a las que estos días están encontrando desorientadas por los páramos yermos en los que se han convertido algunas zonas incendiadas en la provincia.

En la provincia de Pontevedra está requiriéndose ayuda estos días para buscar, rescatar y tratar a tres grupos distintos de especies. Todos ellos importantes, cuyo papel en el ecosistema galllego resulta clave. Por un lado están los animales salvajes. En ese grupo podríamos incluir: caballos salvajes, jabalíes, ciervos, zorros, lobos, aves, reptiles... No son pocas las especies a las que estos días están encontrando desorientadas por los páramos yermos en los que se han convertido algunas zonas incendiadas en la provincia.


El tercero de los grupos de especies afectado es el de las especies del suelo: los insectos, los moluscos como los caracoles, los artrópodos… Cumplen una función muy importante en la interacción con el suelo gallego, los cimientos del ecosistema que estos días ha sido destruido por las llamas. “Son la base. Este ataque lo que va a hacer es que se desestructure toda la pirámide ecológica, que se viene abajo”.

Los animales sufren la cara más amarga de los incendios forestales. Su mundo se les viene abajo. Pierden sus ecosistemas, el hábitat en el que podían desarrollarse como especies. Ha pasado una semana desde la principal ola del domingo y todavía no se sabe con certeza cuántos animales han sido afectados por lo ocurrido. No pocos, sin duda.